La hegemonía de la venta on line acomoda los nuevos precios de toda su cadena de suministro

Madrid, 21 de setiembre del 2020.-    La emergencia mundial en la que nos ha metido la Covid19 muestra una realidad más tecnológica que nunca con la participación de profesionales contrastados. De nada sirve comprar un software de Big Data, Inteligencia Artificial o Machine Learning sin no hay profesionales en su empresa que interpretan las cifras de esos programas informáticos. Interpretar significa generar negocio.

Por estas razones hay que pensar si todos los negocios físicos tienen su espejo en Internet, o no. Lanzarse con urgencia a crear una tienda on line sin realizar un complejo estudio previo del mercado, los clientes, los procesos, la preparación de pedidos, el almacenaje, la distribución, la devolución o la logística, puede significar un fracaso económico. 

El canal de venta on line ha sido el único que ha permanecido abierto y activo en el parón de la oferta y la demanda de la economía mundial durante el combate contra la Covid19. Su hegemonía actual tendrá que acomodarse en la antigua realidad y en la nueva. Una transición con algunas curvas o desniveles. 

La venta online creció un 12,5 % en España durante las primeras semanas del estado de alerta y la cuarentena para evitar el contagio del Coronavirus Covid19. Este aumento se tradujo en un crecimiento proporcional de las tiendas on line, tanto en pymes, como en multinacionales. “El comercio electrónico puede ayudarte, de forma ágil, a mantener los productos en stock y, tan pronto como se restablezca la normalidad, pasar a ser un canal adicional para adquirir nuevos clientes y retener a los actuales”, asegura Jorge González, Country Manager de Prestashop en España.

Según este experto hay muchas pymes que, si bien han invertido en los últimos años en digitalizarse, “no lo han hecho con un objetivo de que el entorno online fuera relevante en sus canales de venta”, indica señalando que la situación provocada por la crisis del coronavirus ha traído consigo un cambio en las compras electrónicas, circunstancia que las pymes deben aprovechar para invertir de forma adicional.

Para ello aconseja a estas empresas tomar buenas decisiones a la hora de incorporarse al mundo del comercio electrónico. Entre ellas destaca la elección del hosting que les asegure el correcto funcionamiento del e-commerce. Aparte, señala que una caída del servidor por alcanzar el límite de visitas que imponen determinados hosting “económicos puede ver seriamente afectada la reputación online de cualquier negocio, haciendo que pierda posibles ventas”. Y señala que también es importante asegurarse de que el servidor de la web permite las actualizaciones correspondientes, que no incluya un análisis proactivo de las amenazas o que no disponga de un firewall bien parametrizado puede suponer una parada de nuestro servicio por ataques web.

El gran crecimiento del comercio electrónico visto desde un Operador Logístico

A DHL Express, la división de paquetería internacional por vía aérea del grupo DHL, la crisis del Covid le ha supuesto invertir su mix habitual de negocio, en el que el 50% de los transportes correspondía a empresas (B2B) y el 50% a cliente final (B2C), principalmente por el ecommerce. En los últimos meses, el comercio online ya supone el 65% de las operaciones.

Este cambio, además de reorganizar procesos, ha obligado a la compañía a buscar nuevos mecanismos de rentabilidad, ya que las operaciones de comercio electrónico revierten en menores ingresos porque su valor y volumen son muy inferiores a los transportes para grandes empresas. Lo habitual es que el 75% de los ingresos proceda del B2B. «Los márgenes cada vez son más estrechos en los precios de las entregas, lo que nos obliga a movernos con mucha rapidez en la mejora de la experiencia del cliente», explica Miguel Borrás, director general de DHL Express para España y Portugal.


La forma de mejorar la experiencia del cliente es mejorando las entregas, esto es, llegar más rápido y mejor, para lo que se precisa una amplia red de almacenes y tecnología, explica Borrás. «Los últimos años ya hacían presagiar el auge del comercio online, que sobre todo veíamos despuntar en el Black Friday y Navidad, cuando el crecimiento es similar al de ahora. La diferencia es que esto está siendo sostenido en el tiempo».

En cuanto a tecnología e innovación, la división DHL Express, perteneciente al grupo DHL que a su vez opera bajo el paraguas de la alemana Deutsche Post DHL Group, lleva años con ofreciendo aplicaciones de trazabilidad que permiten al usuario el seguimiento de la mercancía minuto a minuto. Esto ya no supone una novedad. Lo que en los próximos años mejorará la experiencia de cliente -y rentabilizará las entregas- son los sistemas predictivos basados en big data. Esto es, en base a cómo se comporta habitualmente un barrio o un cliente, predicen cómo será más conveniente hacer la siguiente entrega. También se puede predecir el tráfico, la mejor ruta en función de experiencias previas, etc.

Pero si hay una línea de innovación futura son las entregas automáticas. «Ya se están haciendo desarrollos con vehículos autónomos, que serán una realidad para hacer las entregas en los próximos años», explica Borrás. Los drones, en cambio, considera que se limitarán al reparto en zonas de difícil acceso, no en zonas urbanas.


El director general de DHL Express en España y Portugal augura que la balanza entre los transportes de empresas e ecommerce se reequilibrará, pero aun así considera que el comercio online seguirá creciendo, «por encima del transporte a empresas». De hecho, pronostica unas navidades con más volumen de entregas que nunca, por los nuevos clientes online heredados del confinamiento.


La pandemia también ha puesto en evidencia la inconveniencia de depender exclusivamente de un país, en este caso de un continente, Asia, lo que ha provocado roturas en la cadena de suministro y desabastecimiento sobre todo al inicio de la crisis en esa zona. Lo que para algunos expertos pone en entredicho la continuidad de la globalización, 

Una de las grandes fórmulas de optimizar costes es aprovechando idas y vueltas, es decir, si el avión que viaja a Asia a por mercancía, también va cargado desde España. Durante el confinamiento, los 260 aviones que DHL tiene en todo el mundo, 13 en España, siguieron funcionando sin descanso. «Cuantas más empresas españolas exporten, más se optimizarán los costes del transporte», asegura Borrás. 

Contrate la logística de su negocio on line con Ecomvalue 21 

34 910 325 523

info@ecomvalue21.com

Calle Pedro Duque, 5, 28814, Daganzo de Arriba (Madrid)

Twitter: @ecomvalue21

Linkedin 

Instagram 

Ecomvalue 21

About Ecomvalue 21

Contacto: 910 325 523. info@ecomvalue21.com. Twitter: @ecomvalue21. Somos un operador logístico multicliente especializado en el comercio electrónico. Nuestros servicios abarcan todo el proceso de gestión de almacenaje y el transporte para que te preocupes únicamente de vender. Nacimos con la vocación de prestar un servicio de valor añadido a tus clientes, basado en la contrastada experiencia de nuestros profesionales, con un trato directo y personalizado en el que escuchamos y te proponemos las mejores soluciones según las peculiaridades de tu tienda on-line.

Entries by Ecomvalue 21